El Río Neckar es con una longitud de 362 kilómetros, uno de los ríos más largos de Alemania.

Cruza toda la región de Baden Württemberg, comenzando su recorrido en las cercanías de la Selva negra, pasando por Stuttgart hasta llegar a Mannheim . El origen de su nombre es celta y significa “Río impetuoso, bravo y veloz”. Neckar proviene de la palabra Antigua “Nic” que quiere decir “precipitado”. Antes de Cristo ya se le conocía a este río como Nicarus o Neccarus y con el tiempo pasó a llamarse Neckar como se le conoce en la actualidad.

En la antiguedad, se creó una leyenda para mantener a la población alerta ante la peligrosidad de las aguas bravas de este Río. Jacob Grimm, mejor conocido como Autor de los cuentos cläsicos infantiles, relató en el año 1875 en uno de sus libros de Mitología alemana sobre el espíritu del Neckar: “En el Palatinado se dice del Neckar: cuando rompe el agua, se alza una mano desde la corriente que jala a su víctima. El espíritu del Neckar reclama en la noche de San Juan un alma viva, tres días y tres noches no se encuentra al ahogado, solo a la cuarta noche se le ve flotar en la superficie del río y  un anillo azul se dibuja alrededor de su cuello”.

La leyenda del Neckar

En la noche del solsticio de verano, para la celebración de las fiestas de San Juan, se escucha a menudo en la fría rivera del Neckar un extraño canto y clamor que sale desde las profundidades del agua. En ocasiones, es para los excursionistas solitarios como si se tratara del grito de auxilio de una persona que está en peligro y se va a ahogar. Entonces, el caminante siente la necesidad de acudir al llamado. Pero quien llama es en realidad el viejo espíritu del Neckar,  quien esa noche la vida de un hombre quiere apagar. Quien atiende a su petición de ayuda, cae en la emboscada y el espíritu con su hechizante cantar arrastrará a su víctima a las frías profundidades del agua. En su casa, esperan en vano su llegada, pues el espíritu del Neckar no le dejará huir.

Quien esa noche, busca bañarse en la fresca marea, está prácticamente perdido sin salvación. Solo una protección especial de Dios podría salvarle del enfurecido y alterado espectro, que con una fuerza salvaje lo toma de los pies y lo arrastra hasta el fondo empedrado del río. De él solo quedarán las ropas que se encontrarán a la mañana siguiente tiradas en la ribera. Al tercer día, el espíritu lanzará a tierra firme el cuerpo sin vida de su víctima, alrededor de su cuello se verá un anillo azul, es la señal de que el espíritu del Neckar le ha estrangulado.

La belleza del río

El Neckar no es solo un río peligroso, también es muy bello, Mark Twain en el libro “in a Tramp Abroad” , describe el atractivo de este río de la siguiente manera: “Alemania en el verano es la cúspide de la belleza, pero nadie podrá conocer, asimilar y disfrutar la magnitud de su suave y pacífica hermosura, si aún no ha navegado por las aguas del río Neckar”.

 

Traducción al español del texto original: A. Würtenberger, Schwarzwaldsagen, 1930, Emailzusendug von Klaus Kramer am 14. Mai 2006. “Die Neckarsage”·

4 comments

  1. No conocia esa leyenda!, espero conocer lugares tan interesantes como ese, Te Felicito Ruth, con tus historias permites que al menos yo sienta que conocí un lugar sin haber estado allí!, disfuté mucho la leyenda, por favor publica más leyendas de los lugares que conoces! un abrazo.

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Commentarios recientes

Comenta Fácilmente

Inicia sesión o regístrate para hacer comentarios y compartir publicaciones más fácil.