La prensa alemana advierte sobre el consumo de huevos contaminados con «Fipronil«.