“En Alemania diseñé un trabajo a mi medida”, son las palabras de Karina Ausecha sobre su nuevo rol como emprendedora

Karina es comunicadora social y orgullosa de sus raíces colombianas, vive en Alemania desde el 2015 y después de trascender la barrera del idioma, decidió emprender como consultora online en temas de Marketing, Branding y Comunicaciones.

En esta entrevista nos cuenta sobre su emprendimiento, cómo empezó y algunos puntos a tener en cuenta antes de “lanzarse al agua (profesionalmente) en Alemania”.

Hola Karina, cuéntanos un poco de tí como mujer y profesional de la comunicación

Soy colombiana y nos mudamos con mi esposo a Alemania hace tres años con la idea de crear un proyecto de vida en su país de origen.

En Colombia trabajé 5 años como periodista, primero en medios de comunicación y luego como jefe de prensa para el Ministerio TIC de Colombia.

¿Cómo fueron tus inicios en Alemania? ¿Cuáles fueron tus primeras impresiones del país?

Antes de emigrar, ya había estado en Alemania como invitada por el DAAD (el servicio alemán de intercambio académico), como parte de un tour para periodistas que cubrían noticias relacionadas con las ciencias y las nuevas tecnologías.

En ese viaje conocí la cara más bonita del país. Me sorprendieron sus sistemas de transporte y la cantidad de zonas verdes, y en general ver ciudades muy organizadas. Durante el tour visitamos algunas universidades y centros de investigación, y allí me impactó ver cómo trabajan de la mano con empresas para consolidar ideas de negocio.

Cuando llegué a vivir a Alemania lo único que quería en un principio era descansar. Había pasado casi 3 años sin tomar vacaciones, por cuestiones de trabajo.

Mi idea era descansar, luego empezar con mi curso de alemán y buscar empleo.

Ya había aprendido algo de alemán en Colombia y me gustaba, porque lo sentía posible. Pero una cosa es aprender la gramática y otra muy diferente es vivir el idioma.

¿Soñaste con vivir en Alemania?

Siempre tuve ganas de vivir en el extranjero, pero no veía en Alemania un sitio para desarrollarme profesionalmente. Alemania es reconocida por sus universidades y su desarrollo en áreas técnicas y de ingeniería. Pero no mucho por las ciencias de la comunicación o el marketing, dos áreas que me gustan y donde tengo experiencia.

La integración cultural y laboral en Alemania es un gran desafío…

Total. No es solo cuestión de aprender un idioma. Es vivir la cultura, conocer la gente y abrirte un campo como profesional y como inmigrante.

Soy comunicadora social y la base de mi profesión es precisamente el idioma. Tenía claro que para trabajar en esta área, ya sea en periodismo o comunicación corporativa es importante no solamente manejar el idioma sino también conocer muy bien el contexto y la cultura.

¿Cuáles fueron tus primeros pasos como emprendedora en Alemania?

Hace un año tomé la decisión de emprender mi negocio de consultoría. Sin embargo, las ideas empezaron a surgir con el primer blog que tuve: “Al otro lado del charco”.

Ese blog me llevó a conectarme con la cultura de este país, sus costumbres, sus rarezas. Y al mismo tiempo me llevó a descubrir qué camino deseaba para mi nueva vida en Alemania.

Al principio hice lo que muchos. Tomar empleos “nutricionales” para tener algo de dinero y mejorar mi nivel de alemán. Luego intenté buscar un empleo en mi área. Pero mi nivel de alemán no era lo suficientemente bueno para trabajar en mi campo. Ese proceso de aplicar a trabajos y recibir solo negativas me frustro mucho.

“En Alemania diseñé un trabajo a mi medida”

Sin embargo, el blog me ayudó a exteriorizar cada experiencia y a darme cuenta que para dedicarme a lo que me gustaba no necesitaba buscar un trabajo “convencional”. Podía diseñarme uno a mi medida. Uno que me permitiera seguir conectada con mi idioma, con la comunidad de latinos, con mis raíces.

Así empecé a conectarme con grupos de emprendedores y con ellos comencé a desarrollar mi idea de negocio. Al principio hacía correcciones de estilo y redacción de textos comerciales para otros emprendedores.

Luego, ese mismo contacto con clientes me permitió darme cuenta que tenía las capacidades para trabajar como consultora y no solo como redactora.

Es difícil confiar en que tú puedes, cuando vienes de un proceso de búsqueda de empleo donde te han hecho sentir que no eres suficientemente bueno, que algo te falta. Por eso es importante rodearse de personas positivas, que te apoyen y que crean que eres capaz.

Parte de ese proceso, me llevó a crear el Club de Emprendedores Hispanohablantes en el Extranjero en Facebook, donde lo que buscamos es generar esas redes de apoyo mutuo y crear alianzas estratégicas.

¿Qué tal es el proceso burocrático para trabajar de manera independiente?

En Alemania debes ser muy organizado en todo y lo más recomendable es tener un buen nivel de alemán para que el proceso burocrático no sea tan dramático.

Dependiendo del negocio o la profesión, se llevan a cabo diferentes diligencias legales, no todos los casos se manejan de la misma manera.

Recomiendo a quien está en este proceso, buscar información en el Rathaus de su ciudad, en el Handelskammer y en el Finanzamt.

¿Exactamente cómo funciona tu trabajo con emprendedores?

Mi foco está en orientarlos para que puedan comunicar su idea de negocio de forma efectiva y alcancen sus objetivos (de venta y posicionamiento en el mercado).

Los ayudo de dos formas: con contenido gratuito y con servicios de pago.

Todo el contenido gratuito lo encuentran en mi web www.karinaausecha.com o a través de mis redes sociales. Estoy en Facebook, Twitter, Linkedin, Instagram y Youtube. En todas me encuentran como Karina Ausecha.

Los servicios de pago están enfocados en las asesorías personalizadas.

A finales de abril lancé mi primer programa de mentoría para emprendedores denominado “Aterriza tus Ideas, Comunica tu Negocio”. Es un programa de asesorías personalizadas, diseñado para emprendedores en su etapa de arranque y validación de ideas.

Mi objetivo es ayudarlos a aterrizar sus ideas para que puedan tener una oferta clara y una estrategia para llegar con sus productos o servicios a su cliente ideal.

Karina, por último qué te gustaría decirle a aquéllos que quieren emprender en Alemania?

1. Emprender es una opción, pero no es la única ni la mejor alternativa para todos.

2. Si realmente quieres emprender, no esperes al momento perfecto. Siempre habrá cosas por mejorar.

3. Si decides lanzarte, hazlo con paracaídas. Es importante conocer el mercado y prepararte. Eso implica tener (o desarrollar) un producto o servicio (base), una oferta clara y una estrategia para darte a conocer.

4. Emprender tiene ventajas y desventajas. Analiza en tu caso y según tu estilo de vida lo que ganas y lo que tendrás que dejar en caso de tomar esa vía.

5. Emprende solo en un área que te apasione. Así cuando lleguen los tiempos duros o las tareas difíciles, estarás más dispuesto a seguir adelante.

6. La incertidumbre financiera no es pasajera. Hay que aprender a vivir con eso.

7. Emprender puede ser un camino muy solitario: quizá no encuentres el apoyo que esperas por parte de familiares o amigos.

8. Dos cosas que debes aprender cuando emprendes: a vender y a llevar tus propias finanzas.

9. De tus propios talentos y habilidades es posible generar productos y servicios para atender una necesidad en el mercado.

10. Emprende si ese estilo de vida conecta contigo. Toma la decisión desde el corazón.

Si te gustó la publicación y te pareció útil el contenido, te agradecería mucho que me apoyaras con un Like y/o compartieras este link. Si deseas leer más sobre el tema de trabajar en Alemania, te recomiendo el artículo “Asesoría para trabajar en Alemania”

0 comments

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Comenta Fácilmente

Inicia sesión o regístrate para hacer comentarios y compartir publicaciones más fácil.