A partir del 18 de septiembre se podrá solicitar el Baukindergeld, una medida adoptada por el Estado alemán para falicitarle a las familias el sueño de tener su casa propia.