¡No permitas que las heladas temperaturas del invierno te desanimen! Para mejorar el humor y aumentar las ganas de vivir no hay nada mejor que unos buenos churros que te transporten a la infancia, cuando degustabas su delicioso sabor en compañía de una rica taza de chocolate caliente.