Esta es una versión sencilla de la receta y sabe mucho mejor que los Flammkuchen que podemos comprar congelados en los supermercados. Solo vas a usar 4 ingredientes. El «pastel de llama», es sin duda una receta  alemana de gran tradición.