Hay muchas actividades que se pueden hacer con los niños en invierno, incluso si una gran parte del tiempo la pasamos en nuestras casas. Así que ¿por qué no aprovechar la tranquilidad de esta época para disfrutar al máximo la compañía de nuestros seres queridos?