Lo último que dejó fue un mensaje de Whatsapp