Una tradición muy alemana en navidad es hornear galletas. Las hay de muchos tipos: de mantequilla, de chocolate, de coco, decoradas, cubiertas de chocolate, de nueces, etc. Todas tienen un sabor particular y su propio grado de dificultad para prepararlas.